Llega el esperado receso invernal, el momento para cortar al menos por unos días con la rutina y hacer alguna escapada. El gran desafío es  encontrar una opción que se adapte a tu bolsillo y por eso hoy te propongo tres destinos bien diferentes, pero atractivos por igual, para que vos elijas el que mejor se adapte a tu presupuesto.

Por Meme Castro*

 

Entre Ríos

Si bien este es un lugar que puede remitirte al verano y los carnavales, también es una muy buena opción para el invierno. ¿Por qué? Porque es el gran destino termal de la Argentina.

La primera de las termas de Entre Ríos, y que aún sigue siendo el orgullo de sus pobladores, fue Federación. Luego se fueron sumando otras ciudades termales como:

  • Chajarí, con piletas y cascadas naturales;
  • Concordia, de aguas minerales y potables;
  • Colón, ideales para beberlas en ayunas y para problemas gástricos;
  • Concepción del Uruguay, perfectas para disfrutarlas hasta llegada la noche;
  • Villa Elisa, de aguas saladas;
  • Gualeguaychú, las más cercanas a Buenos Aires.

Hay muchos hoteles que ofrecen complejo termal, servicio de spa y además piletas con olas y juegos para los más chicos, transformándola en la opción ideal tanto para el relax como para ir en familia.

*Si elegís Entre Ríos, no te vayas sin conocer el Parque Nacional El Palmar*

Patagonia argentina

Aquí las opciones son múltiples: visitar el Glaciar Perito Moreno y pasear en el Tren del Fin del Mundo es algo tan atractivo para los adultos como para los más pequeños. Si superan los 10 años también pueden experimentar el minitrekking sobre el glaciar.

Y si hablamos de trekking, el Chaltén fue declarado Capital Nacional de este deporte. Además, es perfecto para otras prácticas como el montañismo, rafting, kayak y cabalgatas.

Las excursiones son maravillosas, con montañas que asoman las lenguas de hielo de los glaciares que alimentan los lagos y arroyos. Un manto verde que cubre el suelo salpicado de flores silvestres y cruzan el aire variadas aves que, con sus cantos, embellecen el paisaje.

Otra visita curiosa es la del Museo del Hielo Patagónico, donde funciona en el subsuelo un bar de hielo, con las paredes, las sillas y los vasos hechos de hielo.

Estados Unidos

Si el frío y el relax no son lo tuyo, Nueva York es la opción. Julio es uno de los meses más animados aquí, los días son muy largos y los planes aparecen por todos lados.

Por un lado, además de todo lo que habitual y tradicionalmente te ofrece esta ciudad, durante todo este mes sucede el SummerStage. Un famoso festival de conciertos en Central Park, en el área del Rumsey Playfield. La mayoría de los conciertos son gratis y, en la pista, se instalan barras de comida y bebida, gradas para sentarte en un agradable ambiente.

Por otro lado, del 6 de julio a 10 de agosto se presenta Broadway in the Park . Todos los espectáculos de Broadway, los jueves al mediodía gratis y al aire libre ¡realmente increíble!

Y por último, uno de los favoritos de los niños, más aun con el calor neoyorquino azotando, es un buen chapuzón en alguna de las piscinas públicas gratuitas.

Y vos, ¿cuál vas a elegir?

 

* Creadora del Blog muyviajera.com

Seguila en:
Facebook: Muy Viajera by Meme Castro
Instagram: @muyviajera
Twitter: @muyviajera

COMENTARIOS