¿Sabías que esta fiesta nació con el matrimonio entre el Príncipe Luis I de Baviera y Teresa de Sajonia y Hildburghausen en el año 1810?

Por Meme Castro*

 

Aunque la primera celebración poco se pareció a la fiesta de la cerveza actual (de hecho ni siquiera giraba en torno a esta bebida, sino que el acto principal de los festejos fue una carrera de caballos), este evento tuvo gran repercusión. Se decidió repetir el acontecimiento al año siguiente, originando una larga tradición que sólo se ha cancelado alrededor de 20 veces a lo largo de más de 200 años de historia, principalmente por epidemias o conflictos bélicos.

En 1910 se festejó el centenario de la Oktoberfest, donde se sirvieron ¡12000 hectolitros de cerveza!

Te invito a descubrir un ranking de los tres mejores lugares para disfrutar este suceso:

Villa General Belgrano, Córdoba

Aquí la fiesta nació en 1957 por puro azar, cuando el asfalto llegó a un barrio y los vecinos, jubilosos, organizaron un asado y brindaron con cerveza. TresTres años después, octubre los seguía reuniendo, eran en su mayoría inmigrantes alemanes que vivían en el Valle de Calamuchita.

En 1960 la celebración de la cerveza ya era una cita anual, pero recién se institucionalizó como tal en 1964, cuando a la música, las danzas y los trajes típicos de las colectividades se unieron las delicias de la cocina y la repostería europea.
Actualmente la Fiesta Nacional de la Cerveza se desarrolla del 6 al 16 de octubre en Villa General Belgrano, en un predio para 35000 personas aproximadamente.

Se realiza en esta ciudad el Bier Kongress, un congreso internacional con los más destacados especialistas en cervezas, expertos de nuestro país, Chile y Brasil para abordar temas como calidad, lupulado, fermentación y otros que hacen a la elaboración, comercialización, creación de marca y buenas prácticas, explicando una forma de explorar en la cultura de la cerveza, aprendiendo a catarla, a disfrutar de sus aromas y sabores y a saber cuál acompaña mejor ciertas comidas.
Durante las tardes, se procede al destape simultáneo de barriles de cerveza. Momento de amontonarse con las jarras en alto, tratando de embocar alguno de los chorros de la cerveza gratis, porque según la tradición beber la cerveza que sale de ellos ¡trae buena suerte!

Munich, Alemania

La fiesta más popular de Alemania se lleva celebrando en Munich desde el año 1810.

En la cuna del Oktoberfest, las celebraciones comienzan por anticipado, en general desde mediados de septiembre ya se van preparando las actividades que generan la atención alemana y de todo el mundo por el festival que reúne la mejor cerveza y comida alemana.

Entre seis y siete millones de visitantes se reúnen cada año en el campo conocido como Theresienwiese (Prado de Teresa). A las 12, el alcalde de Munich inaugura el festival abriendo el primer barril de cerveza. Cuando lo consigue exclama: “O ‘zapft is!” (¡Ya está abierto!) una frase de dialecto bávaro, y, terminado el ritual, comienza la fiesta.

Aquí no se sirve cualquier cerveza, esta es una de las principales características. Solo se puede hacer con la cerveza que cumple el Reinheitsgebot, la Ley de la Pureza. Esta ley fue decretada siglos antes por Guillermo IV de Baviera y establece que se debe elaborar a partir de agua, cebada malteada y lúpulo. De hecho, se piensa que esta fue la primera regulación legal de un alimento. ¡Y nada de pedir un vasito, en Alemania la cerveza es por litro!

No podemos dejar la gastronomía de lado, de pasada hay que darse la oportunidad de probar los productos estrella de la gastronomía germana: las sabrosas Weißwurst (o salchichas blancas), las famosas rosquillas Pretzels o la deliciosa mezcla de quesos Obatzda.

Blumenau, Brasil

Blumenau es conocida en todo Brasil como una de las ciudades con mayor influencia alemana en su cultura. Fue fundada por el filósofo Hermann Bruno Otto Blumenau en 1850 al llegar los inmigrantes. Lo podemos notar en su arquitectura, mediante edificios y construcciones con detalles en madera, en el encanto del entorno y en la exquisitez de su gastronomía. La ciudad tiene un excelente centro comercial donde se ofrecen productos fabricados en el lugar, tales como cristales y textiles, que son reconocidos a nivel nacional e internacional.

Para sorpresa de muchos, además de la caipirinha, en Brasil tambien son amantes de la buena cerveza y por eso esta es una de las celebraciones populares más importantes del país. La mayor parte de los eventos de la Oktoberfest se realiza en el Parque Vila Germánica, con minidesfiles, espectáculos y música. Quienes visten trajes típicos alemanes tienen entrada gratuita a los pabellones de la Vila, pero el espíritu de la fiesta de octubre en Blumenau se extiende por toda la ciudad, con varias celebraciones de entrada libre.

Uno de los focos de atracción es el Concurso Nacional de Tomadores de Chopp. Consiste en tomar en el menor tiempo posible un Chopp de 600 mililitros en un tubo de un metro de largo. La competencia, tanto en categoría femenina como masculina, se realiza todas las noches en la vila germánica. ¡Hay un vencedor cada jornada y tres premios para los mejores competidores del festival!

¡Tres lugares y destinos bien diversos para una misma celebración entre música, estilo bávaro, comidas típicas, mucha diversión y las mejores cervezas del mundo!

 

* Creadora del Blog muyviajera.com

Seguila en:
Facebook: Muy Viajera by Meme Castro
Instagram: @muyviajera
Twitter: @muyviajera

 

* Crédito FOTO: Michael Roeder 

COMENTARIOS