Nos vamos a recorrer el mundo en búsqueda de las mejores y ¡más sorprendentes piscinas!

* Por Meme Castro

 

Empezamos por la más grande del mundo, está más cerca de lo que esperás y tiene más de 1 km. ¿Te imaginás navegar una pileta en bote? No hace falta imaginarlo, podés hacerlo en Chile. Desde el 2007 la pileta ubicada dentro del resort San Alfonso del Mar fue reconocida como la más grande del mundo. ¡Es un Récord Guinness! La laguna artificial está separada del mar por una playa de arena y tiene exactamente 1013 metros de largo y 3 metros de profundidad, eso es igual a 6000 piscinas tradicionales y para llenarla son necesarios 250 millones de litros de agua.

Seguimos descubriendo cosas que nos asombran en países limítrofes y esta vez hablamos de Brasil. No vamos a mencionar una simple pileta, sino un tobogán acuático que ganó en 2013 el título del tobogán de agua más grande del mundo en el estilo de caída libre (actualmente el título fue arrebatado por “Verrückt”). El tobogán Kilimanjaro dejó de ser el punto más alto de África para ser el atractivo principal de Aldéias das Águas Park Resort, Barra do Piraíel, en el estado de Río de Janeiro. Su altura es mayor a la Estatua de la Libertad de Nueva York, este gigante de la diversión acuática, posee 49,9 metros de altura y una inclinación de 60°. Se trata de una caída en la que alcanzarás la cifra de 100 kilómetros por hora de velocidad. Son 5 segundos de caída libre, parece poco, pero la sensación es la de estar en el piso 14 de un edificio, mirar para abajo y ¡lanzarse al vacío!

¿Me acompañan un poco más lejos? La próxima piscina está en Arequipa, Perú, y les prometo que vale la pena. El Colca Lodge está ubicado a los pies del despeñadero más grande del mundo, en el Valle del Coca. Pocos lugares en el mundo tienen la suerte de contar con un entorno tan singular y una calidad de agua termal tan especial. Este sitio es famoso por sus cuatro piscinas naturalmente calientes. Cuando el río crece, las cuatro pozas se nutren de manantiales naturales que brotan hasta con una temperatura de 80 grados centígrados, cargadas de minerales beneficiosos para la salud, especialmente de litio, el elemento relajante por naturaleza. Las termas no son la única atracción del lugar: allí habita el cóndor de los Andes, el ave voladora más grande del mundo. Las postales aquí parecen ser un sueño.

Dejamos para lo último una bien exótica y arriesgada. Las Vegas…habla por sí sólo, ¿no? El Hotel Golden Nugget Las Vegas ofrece a sus huéspedes una piscina con cascadas, un tobogán de tres pisos y acá va lo más sorprendente: ¡se puede nadar con tiburones!

Qué lindo esquivar el calor en alguna de ellas.

¿Cuál les gustó más? ¡Los leo!

 

Seguila en:

Facebook: Muy Viajera by Meme Castro
Instagram: @muyviajera
Twitter: @muyviajera 

COMENTARIOS