Halloween, que se festeja el 31 de octubre, la noche previa al Día de Todos los Santos, es la abreviación de All Hallows Eve (Noche de todos los Santos). Es una celebración de origen celta muy popular en el Reino Unido y en Estados Unidos y, en nuestro país, cada año, adquiere más adeptos. A pocos días de este evento, te invito a hacer un recorrido por algunos de los destinos o atracciones más espeluznantes del mundo.

* Por Meme Castro

 

Estados Unidos

La Ciudad de Salem en el Estado de Massachusetts, Estados Unidos, es considerada la cuna de este festejo. Esta pequeña localidad, ubicada muy cerca de Boston, se hizo famosa por sus casos de brujería, en los que se acusaba a mujeres de practicar hechizos malintencionados a varias niñas. Sucedió en 1692, y ese mismo año, se llevó adelante el conocido Juicio de Salem, donde ciento cuarenta y un vecinos fueron culpados de practicar brujería y veinte de ellos fueron ejecutados. Años más tarde, los jueces admitirían haber cometido un error y haber sido parte de una sugestión colectiva.
Esta ciudad fue escenario de filmaciones de muchas películas de terror. Hoy visitarla es una invitación a adentrarse en misterios, a pasear por casas abandonadas y por castillos donde sucedieron las brujerías. Además, cada año se organizan para esta fecha eventos especiales que incluyen sesiones místicas y desfiles de disfraces.

Rumania
Ya todos conocemos la historia del Conde Drácula, pero, ¿te animarías a visitar su casa? Se trata del Castillo de Bran, una fortaleza donde algunos afirman que vivió el Príncipe de Valaquia: Vlad III, conocido como “El Empalador”. En él, se basó la novela Drácula, escrita por el irlandés Bram Stoker, cuyo título en rumano significa “diablo”. Esta construcción data del siglo XV y es, sin duda, uno de los lugares más visitados de Transilvania, en Rumania. Una joya arquitectónica que vale la pena conocer más allá de los misterios.

México
El Día de los Muertos, el 1.º de noviembre, es una de las celebraciones más importantes de México, que ya se ha trasladado a varios países de América Latina. La tradición indica que ese día hay que llevar algún obsequio a las tumbas de los seres queridos, puede ser en forma de flores, comida, bebida, retratos o calaveras. Este rito data de la época precolombina, aunque luego fue transformado con la llegada de los españoles. Es tal la importancia que el pueblo mexicano le rinde a este día que fue declarado por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Las famosas “Catrinas” o “Damas de la Muerte” están inspiradas en la diosa Mictecacíhuatl quien era la encargada de presidir las festividades.
Si estás en México para esta época, sin duda será toda una aventura y disfrutarás una tradición que mezcla la cultura indígena y el misticismo como ninguna otra.

Dato: cada año hay más propuestas de festejos novedosos en nuestro país. Museos, carreras y fiestas acompañan este día con decoración y trajes alusivos. No dejes de averiguar qué harán en tu barrio.

 

*Periodista Travel & Lifestyle

Creadora del Blog muyviajera.com

Seguila en: Facebook.com/muyviajera

Instagram: @muyviajera

Twitter: @muyviajera

Snapchat: muyviajera

COMENTARIOS