Tendencias

Tu trago, tu estilo

En cuestión de cócteles, como en muchos otros temas, las mujeres nos sacamos los prejuicios y también nos animamos a preparar tragos diferentes para pequeños y grandes momentos.

 

El mito de que a las mujeres les gustan sólo los sabores dulces ya fue. Por supuesto, hay quienes no salen de los clásicos y riquísimos daiquiris y caipiriñas, pero hoy las mujeres nos animamos a más y podemos pararnos frente a una barra de un bar para pedir un trago seco, fuerte o amargo, como esos que también piden los hombres, sin ponernos coloradas.

“La cultura va cambiando y las mujeres empiezan a animarse a ponerse a la par de los hombres y descubrir nuevas sensaciones y nuevos sentidos a través de los tragos”, dice la bartender Mona Gallosi.

Los viajes, la comunicación, Internet, permiten descubrir nuevos sabores. Así, el paladar de la mujer va cambiando y es posible verla disfrutar de un Martini o Negroni, por ejemplo. Lo que busca un buen bartender, y las consumidoras esperan, es lograr la complejidad en boca. “Se trata de incorporar ingredientes que sean diferentes, amables y llamativos. Se agrega una reducción de cardamomo a un cóctel y lo hacés a nariz alimonado, pero en boca tiene un retro gusto picante que lo hace diferente. Lo que uno hace es buscar tragos que sean fáciles de tomar y que tengan complejidad, para comenzar tomando una cosa y terminar sintiendo otra”, dice Mona.

PARA CADA ESTADO DE ÁNIMO

El momento de tomarse un buen cóctel es una experiencia única e irrepetible. Desde ver cómo se lo prepara hasta disfrutar de sus colores, olores y sabores, despierta todos los sentidos e influye también en el estado de ánimo. Por eso, al momento de elegir cuál tomar es importante saber que cada bebida genera un estado de ánimo diferente.

Whisky: provoca que la mujer se ponga risueña, relajada, distendida, despreocupada.
Gin: estará más atenta, un poco más soberbia, dispuesta a ir al frente.
Aperitivo: relaja y genera que esté más abierta al juego.

UN TRAGO PARA CADA TIPO DE MUJER

Así como la bebida que se utilice para el cóctel elegido puede ayudar a cambiar el estado de ánimo, también la combinación de distintos ingredientes hace que los tragos tengan personalidad y se identifiquen con cada tipo de mujer:

Negroni: para las muy tímidas. Es un trago que saca coraje. Lleva gin, campari, cinzano rosso y uaperol-baguales-143na rodaja de naranja.
Aperol Spritz: para las más histriónicas y desenfadadas. Es un trago clásico, con burbujas. Tiene espumante o vino blanco, aperol y soda. Al no tener tanta graduación alcohólica, libera, pero a la vez relaja.
Whisky: para las que les cuesta socializar. Old fashioned o un cóctel que tenga whisky, bitter, un toque de acidez y algo frutal. El poder jugar con la fruta desinhibe y otorga coraje.

Sobre gustos no hay nada escrito, pero sí es un hecho que va cambiando como la vida misma. Para Mona Gallosi, este es el ranking de los cócteles preferidos por las mujeres de hoy:

1. Negroni
2. Aperol Spritz
3. Gimlet: a base de gin. Es seco
4. Mint Julep: del estilo del mojito, pero con whisky. Es refrescante
5. Personalizado: el cóctel que cada uno cree en el momento y según su personalidad.

Para disfrutar de los cálidos atardeceres de primavera o de noches en buena compañía, Mona recomienda el Apple Dream: base de whisky, jugo de manzanas, rodajas de lima y, para los que se animen, agregarle una reducción de jengibre para darle algo de picor.

 

Armá tus tragos preferidos para esta noche, pasá por Disco y llevate todo lo que necesitás.

COMENTARIOS