De forma natural, esta bebida nutricosmética favorece el rejuvenecimiento de la piel, recuperando la elasticidad que se pierde con los años y disminuyendo las arrugas.

 

Tarde o temprano nuestra piel va a comenzar a envejecer. Esta es una realidad a la que todas estamos expuestas y, según nuestra genética, alimentación o factores ambientales, las arrugas se irán haciendo cada vez más visibles. Esto sucede porque a partir de los 25 años la producción de colágeno, que es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y la que da firmeza a nuestra piel, comienza a disminuir y no se recupera. Entonces, ¿estamos condenadas a arrugarnos? Por suerte esto no es así ya que la ciencia logró hidrolizar la proteína de colágeno, es decir disminuir su tamaño molecular, para permitir una fácil disolución y/o absorción en el cuerpo. ¿Cómo? A través de colágeno bebible.

“El colágeno hidrolizado ya se encuentra disperso en agua, lo que facilita su ingesta diaria por encontrarse listo para su consumo, pudiendo (o no) tener agregado de saborizantes y otros ingredientes”, explica el ingeniero Fernando Blüguermann, Consultor en Alimentos y Suplementos dietarios proteicos. De esta forma, se ofrecen al organismo nutrientes que naturalmente genera, pero pierde a través de los años. Actualmente se lo encuentra en farmacias y otras tiendas comercializado como suplemento dietario.

Piel más firme

La recomendación para su consumo es una porción diaria de 5 gramos. Así, “los beneficios en la piel se observan a partir de las 4 semanas y hasta las 12 semanas pueden seguir apareciendo otros, dado que la mejora es progresiva. Luego, los estudios en personas han demostrado que los beneficios sobre arrugas, flexibilidad e hidratación se mantienen, siempre que se continúe su consumo”, dice Blüguermann.

Los resultados son:

• Una piel con mayor estructura

• Reducción en la aparición de líneas de expresión

• Mejor flexibilidad y brillo de la piel

• Detenimiento del avance de arrugas profundas

¿Cómo actúa? “Con pequeñas cantidades diarias, se produce la activación de las células productoras de colágeno en nuestro cuerpo. Así, aquellas células responsables de la construcción del colágeno en la piel (fibroblastos) aumentan su número y diferenciación (mejor definición), observándose una mayor producción de colágeno y, por ende, una mejor estructura a la dermis. Se ha confirmado además en diversas publicaciones científicas que la ingesta de colágeno colabora tanto en una mayor síntesis de ácido hialurónico como de enzimas específicas que intervienen en la síntesis de colágeno”, comenta el Consultor en Alimentos y Suplementos dietarios proteicos.

El colágeno está presente en todos los órganos y tejidos del cuerpo, por eso es muy importante su recuperación ya que favorece la protección y el desarrollo de órganos vitales, músculos, cartílagos, tendones, ligamentos, huesos, piel, córnea, pared de vasos sanguíneos, encías y dientes.

Como se trata de una proteína, considerada un alimento y no un medicamento, el colágeno bebible puede ser consumido por cualquier persona sana. Sin embargo, el profesional aclara que “si bien no se han reportado contraindicaciones a su consumo, así como tampoco una dosis máxima, normalmente, quedan excluidos de la recomendación las mujeres embarazadas, niños menores de 2 años y personas con determinadas patologías severas y/o que sufran de problemas renales, quienes deben realizar una consulta médica antes de la indicación de consumo de colágeno”.

Esta bebida nutricosmética también aporta beneficios nutricionales por su alto valor proteico, su aporte es de solo 4 kcal/g. Pero, en este caso, “no debe ser usado como única fuente de proteínas si se desea establecer una dieta nutricional, pues carece de diversos aminoácidos esenciales. Esto implica que, si el objetivo de consumir este suplemento es nutricional, sí puede complementarse con otras proteínas para obtener un beneficio proteico pleno”, advierte el ingeniero Fernando Blüguermann.

COMENTARIOS