Todos hablan de ella y ya es un clásico que no puede faltar en tu cocina. Te contamos sobre este grano chiquito, pero con muchos nutrientes.

 

Parece una moda, porque desde hace un tiempo no hay restaurante que no la incluya en su carta, pero lo cierto es que la quinua es un alimento milenario y muy apreciado por su gran contenido de nutrientes. Pia Fendrik (foodstyler) nos cuenta sobre su historia, sus propiedades y sus usos en la cocina.

Un alimento sagrado

Es un grano redondeado muy pequeño y de alto poder nutritivo. La variedad más fácil de conseguir es la quinua blanca, pero hay otras como la rosada, la roja, la naranja, la marrón y la negra. No difieren en sabor o textura, simplemente son más vistosas, por lo que son ideales para lograr platos llamativos, coloridos y, por supuesto, riquísimos.

Según los registros, hay más de tres mil variedades tanto cultivadas como silvestres que se resumen en cinco categorías básicas, de acuerdo al nivel de altitud del cultivo con respecto al mar: ecotipos del nivel del mar, del altiplano, de valles interandinos, de los salares y de los Yungas.

Fue cultivada en los Andes peruanos, ecuatorianos y bolivianos desde hace unos cinco mil ochocientos años, cuando era considerada un producto sagrado, y todavía sigue siendo uno de los principales alimentos en países como Chile, Perú y Bolivia, entre otros.

Súper beneficios

Es un alimento completo, muy indicado en dietas vegetarianas y macrobióticas, así como en la dieta de niños y personas mayores, debido a su gran digestibilidad y porque contiene:

• Diez aminoácidos esenciales
• Un alto contenido proteico (más del doble que cualquier otro cereal)
• Alto contenido de almidón
• Omega 6 y Omega 3
• Gran nivel de ácido linoleico
• Calcio
• Fósforo
• Hierro
• Magnesio
• Vitaminas del grupo B y C

El porcentaje de grasa contenida en el grano es de 4% a 9%, de los cuales la mitad contiene ácido linoleico, esencial para la dieta humana. La quinua tiene un bajo índice glucémico, lo que la vuelve ideal para personas con diabetes o que desean adelgazar comiendo sano. También es de gran ayuda para controlar los niveles de colesterol en sangre.

Cómo usarla

Lo primero que debemos hacer es lavarla varias veces para eliminar la saponina, que es una sustancia que recubre los granos para evitar que sea atacada por plagas y enfermedades. Hay que lavar las semillas y frotarlas suavemente entre las manos hasta que no se forme espuma blanca, esta es la señal de que ya eliminamos la saponina.

Luego se hierve en agua sin sal unos 20 minutos, hasta que la semilla se abra y esté tierna. Se recomienda escurrir y cortar la cocción con agua fría para que no se pase. Al igual que el arroz, y por contener almidón, si se pasa, se vuelve muy pegajosa; y la idea es que los granos queden sueltos.

Se puede utilizar como acompañamiento, como base de una ensalada, o preparar risottos, croquetas, rellenos de empanadas u omelette. Es muy versátil y muy rica, si está bien condimentada.

Si te tentaste con todos los beneficios y nutrientes que tiene este alimento, Pía te comparte una de sus recetas preferidas, publicada en su libro Recetas Simples, Placeres Compartidos (Catapulta Editores).

Ensalada de quinua roja

Ingredientes
Quinua roja 2 tz
Atún 2 latas
Cebollitas de verdeob 6
Morrón amarillo picado y salteado ½
Morrón rojo picado y salteado ½
Pistachos pelados ½ tz
Perejil picado 2 cdas.
Ciboulette picado 2 cdas.
Aceite de oliva 2 cdas.
Jugo de limón 1
Chile seco molido 1 cdita.
Sal
Pimienta

Preparación
Lavar la quinua varias veces. Hervirla hasta que esté tierna, y dejarla enfriar. Agregarle el resto de los ingredientes y mezclar. Condimentar y, ¡a disfrutar esta receta llena de sabores y muy fácil de hacer!

 

Un aliado contra el hambre

En 1996, la quinua fue catalogada por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) como uno de los cultivos con gran futuro para la humanidad, debido a sus beneficios, diversos usos y, sobre todo, por considerarse una gran fuente para paliar los problemas de desnutrición. La nombra como un “alimento milenario para contribuir a la seguridad alimentaria mundial”, por sus cinco características fundamentales: variedad genética, adaptabilidad, calidad nutritiva, amplias formas de utilización y bajo costo de producción.

 

La quinua en la Argentina

· Las mejores variedades y más nutritivas son las que se cultivan en altura, donde se registran climas con amplia variedad térmica.
· En la Argentina, podemos encontrar pequeñas plantaciones en Salta, Catamarca, La Rioja Jujuy y Tucumán. Solamente existen en el país unas ochocientas hectáreas registradas para el cultivo de quinua.
· La producción local no llega a abastecer el mercado interno, por lo que se importa de Indonesia, Australia, Francia, Bolivia y Perú.

COMENTARIOS