Desde Córdoba, la licenciada en Nutrición comparte con sus pacientes y seguidores cómo modificar progresivamente los hábitos alimentarios a través del abordaje conductual y así mantener un estilo de vida saludable.

 

¿De qué manera podemos lograr un cambio alimentario a través del abordaje conductual?

Dentro del abordaje conductual que manejo, el eje principal para perder peso es el cambio de hábitos. Los cambios que propongo son definitivos. Querer cambiar no es una cuestión de voluntad, sino de ser partícipe en una conducta que creo que no me hace bien y deseo modificarla desde mi interior. Mediante la incorporación de herramientas motivadoras que brindo a las personas para el cambio de conductas, logran adquirir hábitos, aprender a comer y mejorar la relación que llevan con la alimentación. En el consultorio, la motivación constante es mi objetivo con cada uno. La persona deja de tener un rol paciente y pasa a tener un rol activo participando del proceso mediante actividades, ejercicios y el logro de una alimentación consciente.

¿Cuáles son los principales hábitos para tener en cuenta y desarrollar?

Es fundamental que podamos cambiar tres aspectos de nuestro estilo de vida progresivamente:

1. La relación con la comida, aprendiendo a manejar las emociones sin taparlas con comida, y el estrés asociado a la ansiedad que muchas veces nos lleva a comer de más.
2. Una alimentación variada, equilibrada y completa, sin restricciones y sin dejar de lado el placer que nos brindan determinados alimentos y/o bebidas.
3. La actividad física, movernos más de lo habitual, encontrando placer y disfrute en lo que elijamos hacer.

¿Cuánto tiempo lleva adquirir un nuevo hábito alimentario?

Eso va a depender de cada persona, ya que somos todos seres diferentes, por eso es fundamental como guía respetar los tiempos de cada persona y colaborar en el desarrollo de nuevos hábitos. Muchos estudios refieren que lleva 3 meses en adquirir un hábito alimentario, pero insisto en que cada uno tiene su propio tiempo.

¿Es posible comer saludable, rico y poco?

Por supuesto. Y es justamente lo que trasmito. Todos deberíamos encontrar el propio equilibrio diario, incorporando todos los grupos de alimentos, sin restringir ninguno y aportando una cuota de placer diaria. Cada vez menos se habla de dietas. Lo que funciona es aprender a conocer nuestras necesidades corporales y a reconocer cuál es la porción justa, precisa, ni de más ni de menos. Todos deberíamos aprender a comer de todo sin pasar hambre ni restricciones.

¿Cómo ayudan las redes a lograr una vida más saludable?

Actualmente el uso de las redes sociales es indispensable tanto para la comunicación diaria como también en el ámbito profesional y laboral. Cada vez más nutricionistas aprovechan este nuevo espacio para realizar educación alimentaria, emplean sus propios sitios web o blogs o usan las redes sociales para atraer nuevos clientes, conectarse con pacientes y colegas y crear su propia “marca”. Claro, que no todos los nutricionistas están interesados en las redes sociales ya que implica tiempo y trabajo extra en crear y participar activamente en los diferentes canales de comunicación. En mi caso particular, difundo información con el fin de concientizar e informar, publico opciones de recetas placenteras, saludables y variadas, desmitifico creencias erróneas en relación con los alimentos y nutrientes, concientizo sobre mensajes que transmiten personas ajenas a la nutrición, fomento la autoaceptación y el amor propio.

¿Cómo iniciaste en Instagram?

Nutriendo Hábitos inicia en el año 2014 en Facebook y Twitter con el objetivo de hacer educación alimentaria. Con el surgimiento de Instagram, muchos seguidores de estas redes sociales me pedían que me haga una cuenta y siga concientizando hacia una alimentación más saludable. Es así como decidí comenzar a usarla compartiendo mis publicaciones diarias.

¿Qué te aporta para tu trabajo?

Lo que más me gusta de mi trabajo es poder ayudar a las personas. Creo que todos tenemos una misión en la vida y yo la encontré con mi carrera. Todos los conocimientos que adquirí en mi formación, y sigo adquiriendo a través de capacitaciones, son trasladados en forma práctica a las personas que me eligen como guía. Después de una larga jornada de consultorio, siempre quedo satisfecha, siento que pude hacer algo, por más mínimo que sea, con la otra persona. Lo mismo me pasa con las redes sociales, cuando me escriben o comentan todo lo que van cambiando con solo leer y poner en práctica las recomendaciones de los posteos o las recetas que voy subiendo, es algo realmente gratificante para mí.


¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Los proyectos van surgiendo sobre la marcha, evaluando nuevas oportunidades que se presenten con el objetivo de brindar la mejor atención como profesional de la nutrición. Actualmente, estoy con consultorio de manera particular en Córdoba Capital y ofrezco asesorías online de manera personalizada para que cualquier persona del país que quiera modificar hábitos lo pueda hacer de manera práctica y dinámica.

Seguí a María Noel Argüello en:
Instagram: @nutriendo_habitos
Facebook: Nutriendo Hábitos – Córdoba Argentina
Twitter: Nutriendo Hábitos

COMENTARIOS