Si te pasa que cada vez que vas a armarlo encontrás algo roto, leé esta nota y poné en práctica los consejos para guardarlo de forma segura hasta el año que viene.

 

Cuando pasen las fiestas, nos queda la tarea que nadie quiere hacer: ¡desarmar el arbolito! Muchas veces queda semanas enteras esperando que tengamos el tiempo de volver a poner todo en su lugar hasta el año que viene. ¿Cómo hacerlo de manera simple y eficiente para que el próximo año volvamos a encontrar todo en perfectas condiciones y así disfrutar de esta tradición con objetos que vienen de generación en generación? Ini Hajnal, fundadora de The Organization Wiz, nos cuenta que se logra “simplemente cuidándolos todo el año, en un espacio seguro y tomando recaudos con la fragilidad de alguno de sus elementos”. Para ello, nos da algunos consejos y nos asegura que “una vez que tomen estos tips para el guardado y posterior cuidado y organización del arbolito y sus accesorios van a ver que el disfrute del armado y desarmado será otro. Y podrán hacerlo de manera mucho más simple y organizada”.

El arbolito

Para guardarlo hay que tomar cada rama y atarla con un hilo de algodón grueso o lana. Esto parece muy laborioso, pero verán cómo se mantiene el árbol que eligieron por muchos años en su familia.

Los adornos

Para los adornos tradicionales, como pelotitas, lo ideal es que utilicen dos opciones:

1. Los porta fruta/verdura (manzana, pera, palta, limones) que en general los verduleros desechan (son de color violeta casi siempre). ¿Por qué es importante esto? Porque al ser accesorios frágiles queremos evitar que se rompan y vamos a intentar que nos duren muchos años.
2. Para adornos más pequeños y campanas pequeñas lo mejor son los maples de huevo fresco.

Ambas opciones varían en cuanto al tamaño del compartimento para el adorno, pero son igual de ecológicas, económicas y eficientes. Una vez que colocan cada adorno en cada compartimento, se los guarda dentro de alguna caja que tengan, idealmente transparente ya que veremos siempre lo que tenemos en el interior, y se rotulan.

El pesebre

Lo ideal es guardarlo envuelto en algún papel de seda o papel fiambre (es un poco más grueso y económico) o pluribol, que es el rollo de pelotitas para cuidar cualquier elemento frágil. Luego se lo coloca en alguna caja de plástico rotulada.

Las luces

Hay dos ideas que nos ayudan a guardar las lucecitas y que no se hagan una suerte de ensalada de cables:

1. Recortar un pedazo de cartón y enrollarlas sobre este.
2. Enrollarlas en alguna percha que les sobre.

Siempre guardar cualquiera de las dos opciones en caja transparente y rotulada.

“El arbolito y sus accesorios es algo tan estacional que debería estar guardado en un lugar lejos de lo cotidiano ya que el acceso es de una frecuencia muy corta. Podría ser en alguna baulera o garaje, lejos de la humedad”, aconseja Ini.

Si seguimos estos consejos, la fundadora de The Organization Wiz nos afirma que el no encontrar dónde pusimos el arbolito el año anterior o sorprendernos con algún adorno roto o luces que no funcionan, por haberlos guardado, ya no será un problema en las próximas fiestas.

 

Seguí a Ini Hajnal en:
Instagram: @theorganizationwiz
Web: https://www.theorganizationwiz.com/

COMENTARIOS