Una cena romántica es el clásico en San Valentín y no puede faltar una mesa alusiva. Te damos algunas ideas para decorarla y celebrar en casa una noche muy especial.

 

Un ambiente íntimo, algo rico para comer, luces bajas, música suave… ¿qué más hace falta para pasar una noche romántica con tu pareja en el día de San Valentín? Solo combinar estos elementos, como más te guste y según tu estilo, con una linda mesa para pasar una velada inolvidable. Para ello, Jana, creadora de @janajanitablog, nos inspira con dos opciones para celebrar en casa, ¿cuál vas a elegir?

  • Opción 1: Bohemian chic
    Cuando pensamos en una cena de amor, automáticamente se nos viene a la cabeza una mesa con velas. Por eso en esta propuesta ¡abundan! Sobre un mantel o camino de encaje, armá una hilera desprolija de velas, de diferentes alturas y tamaños, cuánto más sean, más impactante. Podés usar vajilla heredada (o comprada en mercado de pulgas) y si los platos son distintos, no importa, ¡queda más lindo! Animate a utilizar objetos que no “pertenecen” a la mesa, como esos platitos decorativos para poner el pan. Aprovechá para usar todo eso que tenés guardado para “ocasiones especiales”… ¡esta es una! Con cortante hacé confeti dorado (papel picado con formas), si conseguís de corazones, mejor, y distribuilo sobre la servilleta y el mantel.

 

  • Opción 2: Moderno romántico
    Esta fecha se representa con corazones, ¿o no? Entonces ¿por qué no hacer varios en origam
    i para decorar la mesa? Y para darle un poco de modernidad y dramatismo a la deco, elegí un mantel oscuro, gris teñido. Me gusta mucho el contraste con la vajilla blanca, bien simple, y los corazones y florcitas rojas en minifloreritos. Al corazón con alitas plano, sobre la servilleta, podés escribirle un mensajito romántico, una pista para que encuentre un regalito escondido, el menú de la cena que preparaste o simplemente su nombre y el tuyo.

Para que no falte ningún detalle, Jana nos agrega estos tips:

  • En lugar de hacer la hilera sólo de velas, intercalale floreritos con flores rojas y, si no tenés presupuesto, cortá ramitas verdes y aerosolealas con dorado o rojo, dependiendo de la paleta elegida.
  • Tal vez no tenés un mantel oscuro, pero sí un pie de cama o mantita del sillón en ese tono. Animate y sacalo de contexto para usarlo en la mesa.
  • Con una servilleta armá un sobre, como los de carta, y le ponés adentro una notita romántica, con confeti de colores.
  • Cuando elijas una propuesta, es lindo llevarla o extenderla a otras partes de tu casa, como el hall de entrada, el toilette o el dormitorio. Si elegiste velas, distribuí más en diferentes lugares, al igual que los corazones o el recurso que hayas definido. No necesariamente tenemos que circunscribirnos a la mesa, es muy lindo que todo el lugar tenga la misma atmósfera.

Dale tu toque personal y por qué no invitar a tu pareja a preparar juntos la mesa romántica que compartirán en el Día de los enamorados.

 

Seguí a Jana en:
Instagram: @janajanitablog
Facebook: Jana Janita Jana
YouTube: Jana Janita Jana
Web: JANAJANITAJANA.NET
Twitter: @janajanitablog
Linkedin: Jana San Juan

COMENTARIOS