¡Navidad es un estrés!, ¡Año Nuevo es una fiaca!, ¡Fin de Año es un colapso!, ¡planear las vacaciones, lejos de ilusionarnos, nos altera! Llegamos tan molidas a diciembre que cualquier plan que, debería darnos alegría, ilusión, encender nuestra creatividad o incluso darnos descanso, nos resulta un penal (¡y no a favor!). * Por María Freytes […]Leer Nota