Las mujeres ya no sólo preferimos los espumantes, ampliamos nuestro paladar y la industria busca seducirnos también con sus diseños y envases. ¿Cuál vas a elegir para celebrar en el mes de la mujer?

 

En la comodidad de nuestro sillón preferido, con amigas o en una cena íntima con nuestra pareja, preparate para descorchar ese vino que tanto te gusta y seguí celebrando el Día de la Mujer.

La elección que hagamos habla mucho de nosotras y, como explica María Nicolás, Catadora profesional y creadora del blog https://www.enologicas.com/, “ha ido cambiando con el tiempo, tanto que ya no tiene que ver con el género sino con el gusto de cada una”. Así, ya no se habla de vinos para hombres o para mujeres, porque su sabor y su preferencia lo hacen unisex.

“Hasta hace un tiempo se hablaba de vinos para mujeres (y algunos hoy lo siguen haciendo) porque se creía que las mujeres preferíamos los más ligeros o dulces, entonces el vino blanco bien perfumado, el rosé y, por supuesto, el espumante, eran los vinos de mayor identidad femenina, pero ya no es así, hoy la mayoría de las mujeres elegimos vino tinto”, asegura María.

Lo femenino entra por la vista

Un vino joven, frutado y liviano o uno de estructura, complejidad y crianza en barricas: cada una tendrá el suyo. Lo cierto es que las bodegas nos buscan conquistar a través del marketing y del packaging. Etiquetas con nombres de mujer o fileteados en colores pasteles, por ejemplo, nos seducen desde la góndola.

La especialista en vinos da cuenta de ello en su blog y Fan Page donde muestra una edición de vinos y espumantes Hello Kitty  lanzada por una bod ega italiana y Sanrlo, la empresa japonesa que comercializa su licencia, con la gatita dibujada en cada botella, nombres bien femeninos (como Lady, Cupido o Sweet Pink) y una caja que sería imposible tirarla. O un original vino Premium en caja con el moderno sistema bag-in-box que la empresa sueca Vernissage diseñó con forma de cartera.

 

 

 

Recomendado para celebrar

Aprovechá el mes de la Mujer para salir de lo clásico y conocido y probar un nuevo sabor. Así lo recomienda María y aconseja no perderse el cabernet franc. “Aunque como toda cepa esta también es “unisex”, puedo asegurar que todas las mujeres que conozco que la han probado, se enamoraron a primera copa”, dice y al reflexionar sobre el motivo define que “es un poco como nosotras, porque es muy elegante, pero se siente su fondo salvaje, y tiene la esencia fuerte del cabernet souvignon con un cuerpo más delicado”.

También invita a empezar a probar los buenos blends (vinos que se elaboran con más de un tipo de uva): “las opciones son muchas y muy buenas, elijan alguno que haya pasado unos meses en barrica, son perfectos para un brindis especial”.

Disfrutá más
• La temperatura del vino tinto siempre tiene que estar unos grados más abajo que la temperatura ambiente.
• Los blancos o espumantes deben estar bien fríos.
• Para las que no suelen tomar, un consejo es beber una copa de agua por cada copa de vino, eso ayuda a mantener la compostura. Y siempre comer algo mientras se toma esta bebida.

Quizás no haya un vino más femenino que otros, sino que somos nosotras mismas quienes le damos esa identidad. Así que a elegir el que más nos guste, servirnos una copa y a festejar lo más lindo que nos ha podido pasar que es ¡ser mujer!

 

Seguí a María Nicolás en:

Blog: https://www.enologicas.com/
Facebook: Enologicas
Instagra: @enologicas

 

COMENTARIOS