Su aporte energético es mucho mayor que el de las nueces tradicionales y, a su vez, su contenido de Omega 9, fibras y antioxidantes protege las funciones del cerebro y el corazón.

 

Las nueces, como todos los frutos secos, siempre tuvieron buena prensa por su alto valor nutricional y buenos beneficios para la salud. Su alta composición de aceites y grasas vegetales las hacen unas excelentes protectoras de la salud cerebral. Además, “tienen mucha proteína, buena para la formación de la estructura muscular, y son uno de los macronutrientes que dan mayor trabajo a nivel metabólico. Digerir, absorber y metabolizar nueces, para el cuerpo es más difícil que hacerlo con una galletita de agua, por lo tanto al tener más dificultad se gasta más energía. Entonces, al tener una digestión más lenta, también da más saciedad”, explica el licenciado en Nutrición Diego Sívori (MN 4870), responsable del Centro de Desarrollo de Alimentos Saludables en Fundación UADE.

Se dice de la Pecan…

De sabor más dulce y tamaño alargado, es una “fuente energética pura”, dice el Licenciado Sívori, porque “en poco volumen, lo que cabe en los puños de las dos manos, suman una buena cantidad de calorías”. Así, 100 gramos de nueces Pecan tienen 700 calorías, es decir el volumen de 14 manzanas en energía. Por eso, “es un buen alimento para quienes hacen deporte, tienen una demanda de energía elevada, hacen turismo aventura, acampan o realizan actividades extremas”, indica. En este caso, lo ideal es separar esa cantidad en bolsas de 20 gramos cada una y consumirlas durante el día en forma espaciada.

Para quienes quieran bajar de peso o tengan una actividad más sedentaria, en cambio, la recomendación es consumir 25 gramos al día como una colación entre comidas.

Otros beneficios que tiene la nuez Pecan en mayor proporción que otros frutos secos, nos cuenta el Licenciado Diego Sívori, son:

Ácidos grasos monoinsaturados: es el ácido oleico Omega 9 que también encontramos en el aceite de oliva y en las aceitunas. Se relaciona con la protección cardiovascular, ayuda a barrer el colesterol dañino, que se pega en las arterias y genera esa arterioesclerosis que es lo que a largo plazo predispone a los infartos o enfermedades cardiovasculares. Un 40% de las grasas son monoinsaturadas.

Fibras: ayuda a aportar saciedad y a arrastrar un montón de nutrientes que no queremos que se absorban en el cuerpo. Una nuez Pecan tiene 10 gramos de fibra cada 100 gramos de producto.

Fitoesteroles: contribuyen a contrarrestar el aumento del colesterol en sangre.

Vitamina E: es antioxidante, combate el envejecimiento corporal producto de la radiación solar, la contaminación ambiental, la mala alimentación y el oxígeno.

En menor medida, también contienen calcio, potasio, fósforo, hierro y vitaminas A, B1, B2, B3 y C.

Ya sabés: si vas a hacer actividad física o de alto rendimiento, la nuez Pecan no puede faltar. Pero, de todos modos, date el gusto de tenerlas como colación porque, además de ser muy ricas, aportan muchos beneficios para tu salud.

 

Seguí al Licenciado Diego Sívori en:
Instagram: @sivoridiego
Twitter: @sivoridiego

COMENTARIOS