Es otro de los éxitos culinarios que nunca fallan en la mesa familiar. Ricas y fáciles de preparar. Anotá cómo hacerlas.

 

Si bien comprarlas hechas es una solución para cuando estamos justas de tiempo, cocinarlas en casa también tiene su plus: el sabor casero.

Es una comida para toda la familia. No hay chicos ni grandes que se nieguen a comer nuggets de pollo (bueno, no es para tanto, pero sí son uno de los más elegidos por los más pequeños). Tomá nota de esta receta que lleva pocos ingredientes y pocos pasos  para que te salgan exquisitas.

 

¿Qué llevan?

 

  • 200 ml de leche
  • 2 huevos
  • 2 rodajas de pan lactal
  • 100 g de queso crema
  • 500 g de pollo (si es pechuga, mejor)
  • pan rallado
  • pimienta y sal

 

¿Cómo se hacen?

 

1- Remojar unos minutos las rodajas de pan en la leche.

2- Triturar el pollo con mixer o procesadora, agregar las rodajas de pan, el queso, sal y pimienta. Seguir triturando hasta lograr una pasta.

3- Aparte, preparar pan rallado en un plato y batir los huevos en otro (como cuando hacemos milanesas).

4- Tomar la pasta obtenida en el paso 2, darle forma tipo nugget con las manos, pasarla por los huevos y luego por el pan rallado, vuelta y vuelta. Hacer lo mismo con el resto de la pasta.

5- Aceitar una placa de horno, acomodarlos y cocinar hasta dorar de ambos lados (también se pueden hacer fritos).

 

¡Superfáciles! ¿Quién se anima a hacerlos?

COMENTARIOS