En salsas, postres, cócteles: esta fruta tropical combina bien con todo y es superrefrescante para estos días de tanto calor.

 

Al ver su flor con forma de corona de espinas, los colonizadores españoles la relacionaron con los elementos que se usaron en la crucifixión de Jesús y fue así como bautizaron al maracuyá como la fruta de la pasión.

Existen más de 500 variedades, pero son tres las más consumidas: la pasiflora edulis f. edulis (color amarilla), la que se conoce como maracuyá púrpura o morado y la pasiflora edulis flavicarpa.

Esta fruta tropical, nos explica la licenciada Catalina Sánchez Ducca, de ConARte Estudio de Cocina, tiene muchos beneficios para la salud:

  • Es muy rica en vitamina C
  • Tiene antioxidantes (evitan el envejecimiento de las células)
  • Aporta proteínas, minerales e hidratos de carbono.
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Aporta fibra
  • Es excelente para personas que están con tratamiento para reducir el peso
  • Ayuda a disminuir el nivel de colesterol

A su vez, “el maracuyá tiene niveles altos de hierro, con los que cubre los requerimientos diarios, sobre todo, si lo combinamos en batidos con brócoli y espinacas, entre otros vegetales. Y al poseer vitamina C, también favorece la absorción de este mineral”, explica.

En la mesa

Al momento de consumirlo, debemos saber que la pulpa y las semillas son las partes que podemos aprovechar en mermeladas, jugos, postres, tragos y, por supuesto, como fruta natural. “Hay muchos platos en gastronomía que se complican para maridar con vino y es ahí cuando cobran fuerzas los cócteles por sus sabores más complejos, como es el caso de un ceviche con pisco sour de maracuyá que así obtiene ese toque tropical que este plato suele llevar”, dice la creadora de ConARte Estudio de Cocina.

Su frescura, dulzor y la versatilidad para adaptarse tanto a tragos, postres y comidas, le otorgan al maracuyá un lugar especial entre los sabores preferidos para realzar cualquier receta. ¿No lo creés? Comprobalo con estas tres riquísimas opciones que nos comparte Catalina:

  • Batido de leche de coco y maracuyá

Ingredientes:
Coco rallado 1 tz.
Maracuyá 2 (o 200 g de pulpa)
Mango 1 un.
Miel a gusto

Preparación: dejar por un mínimo de dos horas una taza de coco rallado en remojo (con agua de la canilla y, si es filtrada, mejor), que supere dos dedos el nivel del coco. Volcar en la licuadora ese coco remojado junto con el agua. Completar con más agua hasta los 800 cc del vaso de la licuadora. Licuar bien por unos minutos. Luego colar con bolsa de leche o lienzo o colador muy fino (para quitar el bagazo (que puede ser utilizado para hacer galletas). Incorporar a la leche de coco la pulpa de dos maracuyá o 200 gramos de pulpa, mango, miel, hielo y ¡a disfrutar grandes y chicos!

 

  • Mousse de maracuyá (para 3 personas)

Ingredientes
Huevo 3 un.
Azúcar 75 g
Pulpa de maracuyá 100 g
Crema batida a medio punto 100 g
Leche condensada 100 g

Preparación: Colocar el azúcar, los huevos y el maracuyá en una ollita y al fuego. No dejar de mezclar hasta que la preparación tome cuerpo. Volcar el contenido en un recipiente y mantenerlo a baño María inverso (dentro de un bowl con agua y hielo), mezclando de vez en cuando. Una vez la mezcla esté fría, agregar la crema y la leche condensada, armar vasitos y refrigerar. Para presentar, en cada vasito terminar con un almíbar (una taza de agua, una de azúcar y pulpa de maracuyá cocinando a fuego lento hasta la consistencia deseada).

 

  • Caipiriña de maracuyá (para 4 personas)

Ingredientes
Azúcar 8 cdas.
Pulpa de dos maracuyá
Hielo c/n
Vodka de buena calidad 4 medidas

Preparación: Colocar en una coctelera el maracuyá junto con el azúcar y mezclar bien. Luego, agregar hielo roto, vodka y batir. Servir en lindas copas con azúcar en el borde y una hojita de menta para decorar.

¿Por cuál vas a empezar?

 

Segui a Catalina Sánchez Ducca en:
Instagram: @cocinarte.estudio

COMENTARIOS