Sobre gustos

Los secretos del mate

Desde la elección de la yerba y el grado justo del agua, hasta cómo limpiarlo, son detalles que parecen simples pero, al momento de degustarlo, hacen la diferencia. Leé esta nota y, mientras tanto, cebate uno.

El mate, para muchas personas, es un gran compañero de momentos. Durante las noches de estudio, en extensas charlas con amigas, en los silencios, en la plaza, en el auto o mientras se disfruta de un atardecer, el mate siempre está. No solo tiene beneficios saludables por sus vitaminas A, B1, B2, B3, B5, C y E, antioxidantes, minerales, porque ayuda a disminuir el colesterol malo y porque es energizante, sino que, además, es terapéutico.

Josefina Armendares, Ingeniera agrónoma, especializada en yerba mate y asesora de CBSé, nos cuenta los secretos para preparar el mejor mate:

El agua

Para disfrutar el mejor mate, es básico tener en cuenta la calidad y temperatura de esta. Debe ser de canilla, preferentemente filtrada o si es de pozo, mucho mejor. El agua mineral no es recomendable porque tiene muchas sales.

La temperatura debe superar los ochenta y cinco grados, pero no debe hervir. Si lo hace, el agua aumentará mucho su poder de solubilizar y se llevará todo el sabor en el primer mate. Entonces, el resto de los mates van a ser lavados. Si está muy tibia, el agua no llegará a extraer todo el material soluble y saldrán mates no tan intensos ni sabrosos. Tampoco sirve hervirla el agua y agregarle fría después, ya que el aire en dilución se escapa en el hervor y no se vuelve a incorporar con el chorro de agua fría.

 

El mate

Esta palabra deriva del Quechua “Mati”, que significa calabaza (Lagenaria vulgaris). Quizás por ello, los ideales son los mates de calabaza o madera, porque son porosos y adquieren, con el uso, el sabor de la yerba. Usar siempre uno para el mate amargo y otro para el dulce, y otro para las yerbas saborizadas y con hierbas. En este último caso, lo mejor es usar uno térmico o de vidrio forrado en cuero. Para tomar tereré, se sugiere un vaso de vidrio o matecito de vidrio.

 

La bombilla

Las más útiles son las de paletilla ancha, ya que sirven para vaciar el mate. También la que tiene un filtro en forma de lira es muy útil para lavar, porque tiene un resorte que al soltarlo deja el filtro al descubierto. No se recomiendan las articuladas que se desarman para lavar, porque se terminan rompiendo o dejan pasar partículas de yerba. Los mejores materiales son la plata y la alpaca.

La yerba

Las hay con palo, sin palo o despaladas, compuestas, para tereré y las hay con hierbas, saborizadas, endulzadas, funcionales y hasta gourmet, que son deliciosas. La elección es cuestión de gustos.

 

Una Buena Cebada

1º Colocar la yerba en el mate: cargar solo 3/4 partes.

Invertir el mate y sacudirlo.

3º Primera Cebada: usar agua tibia a 40º en la parte más vacía del mate.

Colocar la bombilla.

5º Tapar la bombilla y cebar con agua a 80º.

 

Si te gusta dulce…

Por cada 20 gr de yerba mate te aconsejamos 1 cuchadarita de azúcar o cualquier otro tipo de edulcorante a gusto.

Cómo limpiar el mate
  • Enjuagar bien el mate con agua.
  • Nunca lavar con detergente o jabón.
  • Dejar escurrir boca abajo sobre un lienzo, y luego boca arriba para que se oree.
  • No dejarlo nunca con agua o restos de yerba.
  • La bombilla puede limpiarse con cepillo, o dejarla hervir en una solución de bicarbonato de sodio y agua. Enjuagar muchas veces para eliminar el sarro desprendido.

 

De dónde viene

de-donde-viene

La yerba mate (Ilex Paraguariensis) es un árbol nativo de la Selva. En estado silvestre, este árbol alcanza una altura de entre 12 y 16 metros. Para poder realizar la cosecha de sus hojas, que se realiza en forma manual y comienza en abril o mayo hasta septiembre, las plantas son podadas a una altura de 3 metros. Después de la cosecha, el árbol se regenera y produce más hojas.

COMENTARIOS