Sobre gustos

Elegí bien tu mate

Muchas veces lo compramos solo porque nos gustó su forma o el diseño, sin saber que de esa elección puede depender el sabor final. En esta nota te contamos cuál es el que necesitás según cómo te gusta prepararlo para que nadie te diga “gracias” a la segunda cebada.

 

El mate se lleva el primer puesto entre las infusiones preferidas por los argentinos y para hacerle honor a su importancia desde 2014 todos los 30 de noviembre tiene su propio “día” en recuerdo al nacimiento del caudillo Andrés Guacurarí y Artigas, más conocido como “Andresito”, quien gobernó la provincia de Misiones.

Sabemos que la yerba, el punto del agua y el modo de preparación son claves para una buena cebada. Pero también el tipo de mate que utilizamos es muy importante para apreciar la intensidad de su sabor. La Ingeniera Agrónoma Josefina Armendares, sommelier de mate y asesora en CBSé, nos cuenta que “podemos encontrar mates elaborados con materias primas naturales, como calabaza, madera, asta, y con materiales sintéticos, como aluminio, silicona, vidrio, enlozado y latón”. Pero, claro, no todos dan lo mismo a la hora de cebar:

  • Los de calabaza, asta y madera: son más porosos y van adquiriendo, con el uso, el sabor de la yerba.
  • Los de vidrio templado: conservan mejor la temperatura.
  • Los de aluminio: son buenos para usar con yerbas compuestas porque no se impregnan con el sabor de ninguna. Es decir, un solo mate puede ser usado para tomar con las más diversas yerbas siendo “multiuso”.

¿Dulce o amargo?

Si en tu casa son de tomar mate de diferentes maneras y les gusta el de calabaza o madera, tenés que saber que lo mejor es que cada uno tenga el suyo porque, como explica la sommelier, “el sabor varía de acuerdo al mate que usamos”. Entonces, recomienda “usar un tipo de mate para quien lo toma amargo y otro para quien lo prefiere dulce así no se invaden los sabores. Para las yerbas saborizadas y con hierbas recomiendo en cambio usar los mates con vidrio”.

Antes de usar

Si sos fanática de los mates de calabaza, asta o madera, no te olvides de curarlos antes de usarlos por primera vez. ¿Cómo se hace?

1. Poné yerba en el mate, humedecela y dejala hasta el día siguiente.
2. Vaciá completamente con una cuchara y limpiá el mate.
3. Repetí la misma operación durante tres días consecutivos.

Bombillas a gusto del consumidor

En cuanto a las bombillas, Josefina Armendares nos cuenta que su elección solo depende del gusto del usuario y destaca que “las bombillas más útiles a mi criterio son las de paletilla ancha, ya que sirven para vaciar el mate. También la que tiene un filtro en forma de lira es muy buena para lavar porque tiene un resorte que al soltarlo deja el filtro al descubierto. No se recomiendan las bombillas articuladas que se desarman para lavar porque se terminan rompiendo o dejan pasar partículas de yerba. Los mejores materiales son la plata y la alpaca”.

Todo bien limpio

Para la limpieza, no importa el material, siempre debemos seguir estos pasos:

1. Enjuagar bien el mate con agua.
2. Nunca lavar con detergente o jabón.
3. Dejar escurrir boca abajo el mate sobre un lienzo y luego boca arriba para que se oree.
4. No dejarlo nunca con agua o restos de yerba.
5. La bombilla puede limpiarse con cepillo o dejarla hervir en una solución de bicarbonato de sodio y agua. Enjuagar muchas veces para eliminar el sarro desprendido.

Con todos estos datos ya podés poner el agua y cebarte unos ricos mates en su día.

Celebrá el Día Nacional del Mate

El 2 y 3 de diciembre se realiza la feria Matear, en el Salón Ocre de La Rural, para celebrar el día Nacional del Mate. Organizada por el Instituto Nacional de la Yerba Mate, y con el auspicio de CBsé, Verdeflor y Amanda, será un espacio de degustación y venta de productos como yerba tradicional, orgánica, mate cocido soluble y en saquitos, y accesorios. También habrá charlas y talleres. Con entrada libre y gratuita, se podrá visitar de 11 a 20.

COMENTARIOS