Si pensar en qué hacer para el almuerzo o la cena todos los días te aburre o si sentís que ya se te acabaron las ideas, en esta nota te contamos cómo organizarte y armar un plan semanal para comer rico y saludable siempre.

 

Preparar comida casera todos los días y que, además, sea rica y saludable puede resultar un trabajo extra cuando estamos todo el día fuera de casa o siempre nos falta algún ingrediente para completar la receta. Pero, si tenemos en cuenta algunos secretos, todo será más fácil. “Para mí hay dos cosas importantes para poder cocinar en casa todos los días: una es la organización y la otra es tener ingredientes siempre disponibles en la alacena, heladera o freezer. Eso de alguna manera te incentiva. Ahora, si llegás del trabajo y tenés que salir a comprar ya no te dan ganas de cocinar, vas a comer cualquier cosa que tengas en casa. Además, el hecho de tener ingredientes te ayuda a improvisar y crear tus propias recetas: tenés espinacas en el freezer, cebollas en la alacena, huevos en la heladera y te hacés una tortilla o unas hamburguesas de espinaca, por ejemplo”, dice Cristian Aquila de @cocinarencasa, quien es un experto en cocina Family Style.

La clave para que cocinar no nos resulte aburrido ni complicado está en “hacerlo con ingredientes simples, bien condimentados, es decir tienen que tener mucho sabor. Todos los días podemos hacer platos que estén hechos con ingredientes similares, pero si los condimentamos de manera diferente nunca vamos a sentir que estamos comiendo lo mismo”, asegura Cristian y recuerda que, para que el momento de cocinar no nos agarre desprevenidas, siempre es bueno tener variedad de especias como perejil picado, rodajas de jengibre, ciboullete, que son algunas cosas que normalmente uno no compra todos los días y que hacen la diferencia en el momento de cocinar. Además, en la alacena no pueden faltar las pastas, atún y algunas conservas; en el freezer debemos tener algo de pescado, espinacas, frutos secos y legumbres; y en la heladera unas aceitunas, alcaparras, vegetales y queso. “Después de una jornada larga te hacés una pasta integral, cortás trozos de tomate fresco, agregás unas aceitunas y un ajo aplastado para darle sabor, aceite de oliva, unas hojas de albahaca que tenías en el freezer y te hiciste un plato saludable, balanceado y sobre todo rico”.

Pero, ¿qué pasa cuando a pesar de todas las sugerencias no se nos ocurre qué cocinar? Antes de llamar al delivery, tené en cuenta estas recomendaciones:

  • Buscá recetas en internet.
  • Seguí diferentes cuentas en redes sociales en las que diariamente se publican recetas.

Si todavía la creatividad sigue sin aparecer, Cristian nos propone apelar a la asociación y al recuerdo: “Por ejemplo, te juntaste a almorzar en un restaurante con una amiga y te gustó la tarta que pediste; o en tu trabajo llamaste al delivery y comiste la ensalada más rica de tu vida, entonces a través del recuerdo intentá replicar en casa esas comidas que te gustaron tanto. Otra alternativa es que, si alguna vez comiste una ensalada de rúcula, peras y queso azul o unos muffins de peras y nueces, entonces ya sabés que esos ingredientes combinan bien entre sí, solo tenés que animarte a través de la asociación a aplicarlos en otras recetas. Te hacés una tarta de peras y queso azul, porque ya sabés que combinan, o preparás un risotto de peras, queso azul y nueces, porque las nueces estaban en los muffins combinadas con las peras y sabés que las peras con el queso azul queda rico. Es simple, solo se trata de ejercitar, asociar, apelar al recuerdo y animarse”.

Si aún así pensar qué cocinar te perturba, armar un plan semanal puede ayudarte. Para eso, “es importante identificar las cosas que nos gustan, teniendo en cuenta que no siempre lo que nos gusta nos hace bien. Después priorizar qué sí, qué no, tratar de comer balanceado y tener presente qué tiempo le vamos a destinar a cocinar”, explica Cristian y sugiere algunas ideas de recetas fáciles para incluir en nuestro plan semanal:

  • Hamburguesas de espinaca con ensalada.
  • Salteado de pollo o carne y vegetales.
  • Filet de merluza con pimiento, cebollas, pimentón ahumado con papas al horno.
  • Pasta integral fría con salsa guacamole.
  • Tarta especiada de zanahorias y choclo con guarnición de coliflor al horno con cúrcuma, ajo y pimienta de Jamaica.
  • Hamburguesas de pollo y zucchini con guarnición de zanahorias al horno con miel y curry.
  • Empanada de atún con ensalada de tomate.
  • Pizza casera.
  • Terrina de calabaza, calabaza rellena o hamburguesas de calabaza con ensalada de rúcula y nueces.

Para tener ensaladas verdes siempre a mano, se puede comprar el mix de lechugas, lavarlas y guardarlas secas en la heladera dentro de un recipiente hermético con un papel absorbente de cocina en la base y superficie, lo que nos asegura tener ensalada para una semana.

Con estos tips y recetas fáciles de cocinar, ya no hay excusas: podemos prepararnos comida casera todos los días al igual que lo hacían nuestros padres y abuelos, pero, claro, con los tiempos del siglo veintiuno.

 

Seguí a Cristian Aquila en:
Instagra: @cocinarencasa
Facebook: cocinarencasa
Web: www.cocinarencasa.net

COMENTARIOS