Empezamos con uno a la mañana para despertarnos, otro a la tarde para reponer energías, luego otro en una charla entre amigas, y al final del día perdemos la cuenta de cuántas tazas nos tomamos. En su justa cantidad, el café nos brinda importantes beneficios para nuestra salud. Tres especialistas destacan en Mujer Disco sus mútiples propiedades.

Que el café es bueno, que el café es malo. Tiene tantos detractores como amantes que lo defienden con uñas y dientes ante cualquier otra posible infusión, como el té o el mate. Su aroma y sabor son las principales características por las que es una de las bebidas más populares del mundo. Pero, además, los especialistas coinciden en que es un alimento natural con significativos aportes para la salud.

Para hablar de sus propiedades, hay que referirse al consumo en su estado puro, es decir sin agregados de azúcar, leche, crema o cualquier otra sustancia que aporte los tan temidos malestares a nuestro organismo.

Ningún exceso es bueno, por lo que tres tazas por día se considera, según la Cámara Argentina del Café, un consumo moderado con el que se pueden obtener más beneficios que riesgos para nuestra salud. Para afirmar esto, un científico, un cardiólogo y una nutricionista analizan sus propiedades:

 

diego-golombek-perfilDiego Golombek – Biólogo e investigador

“El café activa nuestro cerebro, mejora la concentración y nos da energía. La cafeína es un estimulante del sistema nervioso central por lo que su consumo moderado puede producir efectos beneficiosos sobre la capacidad de atención y la memoria cuando existen alteraciones como fatiga, falta de sueño, jet lag, etc. Además, aumenta nuestro estado de alerta, lo que le brinda interesantes atributos a la hora de prevenir accidentes y mejorar nuestro rendimiento físico y mental”. 

 

ricardo-lopez-santi-perfil

Ricardo López Santi – Ex Presidente de la Federación Argentina de Cardiología y Director de la Campaña nacional Cien mil corazones

“El consumo moderado de café acompañaría beneficios en la reducción de riesgo de eventos vasculares (cardíaco y cerebral) y la aparición de nuevos casos de diabetes. Además, según la evidencia científica no habría relación con la aparición de arritmias o de efectos contraproducentes bajo un consumo moderado en quienes padecen alguna enfermedad cardiovascular”.

 

andrea-rochaix-perfilAndrea Rochaix – Nutricionista

“Mantiene nuestras células jóvenes: un pocillo de café tiene más antioxidantes que un vaso de jugo de naranja. Los antioxidantes son los encargados de proteger al organismo del daño oxidativo que producen las radicales libres, moléculas que degeneran las células. Además, el grano de café es rico en magnesio, sustancia que interviene en la formación de neurotransmisores y neuromodulares y en la relajación de los músculos. Contiene también minerales y fibras, y no aporta cantidades significativas de calorías (2,4 por gramo), claro que a medida que le agregamos crema o azúcar, el aporte calórico y el contenido graso van aumentando”.

 

Bebida natural y milenaria.

La historia del cafeto -arbusto de cuyo fruto surge el café- comienza en los siglos VI y XIII en Etiopía para llegar a América en 1723. Las virtudes nutritivas del café fueron descubiertas por los árabes, y luego su cultivo se expandió a zonas tropicales como Brasil, Colombia, Vietnam e Indonesia. El proceso comienza con las semillas del cafeto que se obtienen de las especies Arábiga -produce un café fino y aromático- o Robusta -produce una bebida rica en cafeína, fuerte y más ácida, usualmente usada para la fabricación de café soluble o instantáneo- y son procesadas y tostadas para lograr el color, aroma y sabor característicos de esta infusión.

 

 El Café en números
  • Según un estudio de la Cámara Argentina de Café que se realizó en 2015, el 65% de los consumidores argentinos está de acuerdo con que las reuniones con amigos mejoran tomando café y el 48% afirma que después de consumir esta bebida “se siente mucho mejor”.

63%

De los argentinos bebe entre 1 y 2 tazas por día.

 1500 millones

De tazas de café por día se toman en el mundo. El 40% de la población lo consume regularmente.

  • Además, investigaciones sobre el efecto de la cafeína realizadas en personas que consumieron una dosis baja (de 20 a 200mg) indicaron que se sintieron con mayor energía, más eficientes, alertas y en mejores condiciones para el trabajo.

COMENTARIOS