Gracias a la cantidad de vitaminas, minerales, monosacáridos y polisacáridos así como varios aminoácidos, esta milagrosa planta contiene múltiples beneficios para la piel, el cabello y la salud en general. Te contamos cómo aprovechar todas sus propiedades.

 

Ponete aloe vera”, suelen decir las madres o abuelas cada vez que nos insolamos o tenemos alguna quemadura. ¡Y cuánta razón hay en esta recomendación! Esta planta medicinal aporta tantas propiedades curativas que se ganó el nombre de “milagrosa”. Es ideal para cuidar nuestra piel y el cabello y, además, la podemos beber en jugos o licuados. ¿Lo sabías? Acá te lo contamos…

“Lo más utilizado del aloe vera son las hojas. Cada una está compuesta por tres capas: una interna que es un gel transparente que contiene 99% de agua y el resto está formado por glucomananos, aminoácidos, lípidos, esteroles y vitaminas. Y es en el gel donde se encuentran la mayoría de los compuestos bioactivos de la planta que mejoran la salud. Es decir, vitaminas, minerales, aminoácidos y antioxidantes. Se reconocen aproximadamente 75 principios activos potenciales allí. La presencia de polisacáridos es lo más destacado de la composición del gel o mucílago de aloe vera y son ellos los que ostentan las propiedades por las que se la conoce”, explica la doctora María Angélica Velilla Dávalos (MN 69972), Dermatóloga del Hospital de Clínicas.

Su nombre científico es Aloe Vera Barbadensis Miller y es originaria de África, específicamente de la península de Arabia. Durante siglos se la ha utilizado en todo el mundo para la salud y la belleza, especialmente por sus propiedades dermatológicas. ¿Cuáles son? Tomá nota de los diez principales beneficios que te ofrece el aloe vera para la piel y el cabello:

1. Regula el pH de la piel.
2. Penetra profundamente en la piel, es hidratante y astringente.
3. Libra a la piel de las células muertas.
4. Regenerador celular: asegura y acelera el pleno crecimiento de nuevas células, gracias a sus numerosos elementos nutritivos.
5. Facilita la nutrición del folículo capilar estimulando así la fortaleza del cuero cabelludo.
6. Cicatrizante: aumenta el correcto entrelazado de las fibras de colágeno sobre la zona lesionada debido a la regeneración celular.
7. Anti-acné: por su acción desinfectante evita la proliferación bacteriana que estimula la formación del acné.
8. Su uso es ideal como post-depilatorio y para después del afeitado.
9. El gel del aloe vera genera alivio ya que hidrata, calma y refresca de inmediato la piel con quemaduras solares.
10. Poder antiarrugas, posee propiedades antioxidantes y antibacterianas

Pero esos no son los únicos usos de esta planta, “también se la recomienda en patologías dermatológicas como rosácea, en el caso de úlceras, luego de someterse a intervenciones o depilación con láser, en el caso de sufrir lupus y en otras patologías donde haya hipergranulación del tejido conectivo”, indica la doctora Velilla Dávalos.

La dermatóloga aclara que “si bien existen más de 300 tipos de plantas de aloe vera, sólo ciertas marcas de cosméticos utilizan para la elaboración de sus productos la Barbadensis Miller que es la variedad que ofrece mayores beneficios para la salud, cabello y piel”. Así, podemos encontrar desde geles corporales, champús, acondicionadores, lociones, máscaras capilares y serums elaborados en base a puro aloe vera orgánico, que son certificados por la United States Department of Agriculture -FDA-, y que se cultivan sin el uso de pesticidas o agroquímicos que estimulen su crecimiento. Estos productos concentran todos los beneficios del aloe vera en estado puro y son libres de parabenos, no contienen sal, son reciclables y sin fragancias. Generalmente, se los combina también con otros ingredientes naturales como aceites de palta, oliva o coco, ortiga, keratina, karité, entre otros.

Una bebida “milagrosa”

Además de su tradicional uso externo, la licenciada Ivana Villa, Nutricionista (MN 5639), afirma que “el aloe vera puede beberse en jugos o licuados”. ¿Cómo prepararlos? Animate a hacer esta receta bien sana y nutritiva que nos propone la profesional:

Ingredientes
Aloe vera bien lavadas 2 hojas
Limón 1 un.
Menta 1 ramita
Cúrcuma (5 g) 1 cdta.
Agua ½ l

Preparación
Pelar las hojas de aloe vera con la ayuda de un cuchillo y extraer el gel que contiene en su interior. Introducir el gel en el vaso de la licuadora e incorporar el jugo de un limón, la ramita de menta fresca, la cúrcuma y el agua. Procesar todo los ingredientes hasta notar que el batido ha quedado homogéneo y libre de grumos. Al final quedará una bebida con un tono amarillento debido al color intenso de la cúrcuma. Servir bien frío o agregar a una infusión caliente, como té verde, para potenciar sus propiedades.

Tomar un vaso diario de esta bebida, según nos dice la nutricionista Ivana Villa, nos provee de los siguientes beneficios:

• Refuerza el sistema inmunológico.
• Refuerza la salud e higiene bucal.
• Mejora la digestión.
• Regula el peso corporal y los niveles de energía.
• Aporta micronutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo: minerales, como calcio, sodio, hierro, potasio, magnesio, cromo, zinc, manganeso y cobre, Vitamina A, B y C y ácido fólico, además de trazas de vitamina B12, lo que lo convierte en un verdadero suplemento natural de antioxidantes.
• Ayuda a evitar o reducir la inflamación de músculos y articulaciones.
• Mejora la función de los fibroblastos (células responsables de la formación del colágeno), contribuyendo al alivio de quemaduras menores, cortes y otras irritaciones de la piel.
• Mejora el aspecto de la piel y el cabello.

Por fuera o por dentro, el aloe vera es un gran aliado para vernos y sentirnos mejor. ¿Ya pensaste en hacerle un lugar en tu jardín o balcón?

COMENTARIOS