Si te sentís molesta después de cada comida y no encontrás la causa, esta nota es para vos. No sólo los alimentos, sino también los ingredientes y aditivos que pensamos más saludables, pueden provocarnos malestares crónicos. 

 

Las causas de un dolor de cabeza que se repite o del cansancio crónico no siempre son fáciles de encontrar. Pero, a veces, están más cerca de lo que pensamos, con sólo evitar comer ciertos alimentos o ingredientes y modificar nuestra dieta.

Es que la intolerancia alimentaria “se manifiesta de manera menos evidente que una alergia. Por esa razón, sus síntomas pueden ser subestimados por los pacientes al dejar sólo una sensación de malestar generalizado” dice la licenciada María Cecilia Ponce, nutricionista de ALCAT Argentina y explica que “en el caso de las alergias el sistema inmune reacciona con aumento de determinados anticuerpos, en cambio en las intolerancias pueden participar muchas células diferentes desencadenando una respuesta inflamatoria que suele traer muchos síntomas”.

Esa intolerancia o hipersensibilidad puede ser provocada por lo menos pensado: los alimentos que más se consideran saludables como las frutas, verduras y hortalizas, los lácteos, cereales, mostaza, miel, pollo, perejil, pimienta, las semillas de girasol o sésamo, el té y hasta el agua. Pero también, por algún aditivo alimentario, como los colorantes y conservantes, o los edulcorantes tan utilizados en dietas hipocalóricas.
Los lácteos (la caseína y suero de leche), el trigo (especialmente el gluten y gliadina), los colorantes rojos, amarillos y algunos conservantes se ubican en el podio de la intolerancia alimentaria.

“Los síntomas de esta dolencia son crónicos y de menor gravedad que las alergias (las cuales pueden producir desde enrojecimiento de zonas cutáneas hasta constricción de las vías respiratorias). En general no se manifiestan inmediatamente luego del contacto con el alimento, sino que pueden aparecer desde las 2 horas posteriores a la ingesta hasta 24 o 48 horas después”, indica la licenciada Ponce.

Una de cada dos personas padece de intolerancia alimentaria y este porcentaje aumenta en los individuos alérgicos. Si bien cada paciente reacciona de forma diferente a los químicos y alimentos y cada organismo puede responder distinto, estos son los síntomas que se manifiestan:

• Aparato digestivo: dolor y distensión abdominal, acidez, inflamación, constipación y/o diarrea.
• Piel: dermatitis inespecíficas y eccemas.
• Neurología: cefaleas.
• Reumatología: dolores músculo-articulares no asociados a lesión.
• Rinitis.
• Retención de líquidos, edema generalizado.
• Fatiga crónica.
• Alteraciones del sueño.
• Hiperactividad infantil.

La Nutricionista distingue que “las alergias son de por vida por lo que no es posible modificarlas. Pero las hipersensibilidades o intolerancias pueden revertirse con un tratamiento de eliminación adecuado y el paciente podrá volver a consumir de forma moderada y controlada el alimento en cuestión”.

Con una simple muestra de sangre es posible analizar los 150 alimentos y 20 aditivos más representativos de nuestra alimentación, incluyendo la yerba mate, para detectar si hay ausencia (no hay intolerancia) o presencia de reacción (sí hay intolerancia). El método se denomina Alcat Test y permite reproducir en el laboratorio (in vitro) la reacción de las células sanguíneas frente a alimentos, químicos, colorantes y medicamentos de consumo habitual. De esta forma, estudia el comportamiento específico de las células frente a cada alimento, definiendo así un carnet de identidad alimentario para cada persona. “A través de estos resultados se podrá detectar qué alimentos son los que cada organismo metaboliza en forma adecuada y cuáles son los que serían convenientes evitar y suplantar por otros en una dieta diaria” afirma la licenciada María Cecilia Ponce.

Al descubrir las causas de las molestias crónicas provocadas por estas intolerancias alimentarias, será posible recuperar la calidad de vida y mejorar nuestra energía y vitalidad.
Para saber más sobre el ALCAT Test:
0800-888-ALCAT (2522)
Web: www.alcat.com.ar
Instagram: @alcattest
Facebook: AlcatTestArgentina

COMENTARIOS