Qué hay detrás del perfume que te sienta bien. Por qué es importante elegirlo de acuerdo a tu estado de ánimo, actividad o momento del día.

Así como cuando volvemos a oler un aroma e instantáneamente nos retrotraemos a una época, el perfume tiene el poder de modificar percepciones, de hacernos sentir de una u otra manera, incluso de hacernos sentir diferentes, de sentirnos mejor.

Desde que nos levantamos hasta la hora de dormir, los perfumes nos  estimulan en cada ocasión.

Todo esto que parece mágico, tiene un nombre: psicoaromaterapia y lleva sustento científico.  Para explicarlo de una manera simple, cuando sentimos un olor  lo procesamos a través del sistema límbico, un sector del cerebro donde guardamos memorias e instintos, más específicamente donde se asientan nuestras emociones. Esto lo hacemos inconsciente y subjetivamente, claro, por lo que no tienen el mismo efecto en todas las personas. Sin embargo, parece que hay generalidades que compartimos casi todos al sentir una u otra fragancia.

 

Momentos únicos

Para aprovechar al máximo el efecto sensitivo que provocan los aromas en el universo diario necesitamos conocer el indicado para cada ocasión.

Preparamos una guía aromática para tu rutina y te invitamos a probarla con nuestros elegidos.

 

Para el amanecer: ducha power.

Jazmín: entusiasma, inspira, concentra y aporta optimismo.

Pachuli: energiza cuerpo y mente.

Coco: vigoriza (para mañanas difíciles).

Fresa, vainilla y melocotón: levantan el ánimo.

Capuchino: da sensación de energía.

Melocotón: purifica.

 

Para el auto:

Sandía: alivia, calma, equilibra.

 

Para el trabajo:

Menta: clarifica ideas.

Eucalipto: calma y refresca.

Albahaca, cilantro, menta, pino y romero: estimulan la mente.

 

Para una reunión laboral:

Chipre, cedro, roble, combinadas con flores: inspiran confianza y poder.

 

Para entrenar:

Cítricos frescos, jazmín, bergamota y mirra: despabilan y ayudan a la circulación.

 

Para relajarse o meditar:

Lavanda: limpia y purifica la mente. Descarga energías negativas.

Sándalo: armoniza y aliviana el cuerpo.

 

Para una cena romántica:

Musk: despierta nuestra sensualidad.

Violeta: relaja y armoniza la pareja.

 

Para dormir plácidamente:

Azahar: propicia el descanso y la felicidad.

Sándalo: afloja tensiones y promueve la paz interior.

 

Tomá nota de los elegidos de Disco y dale magia a cada instante.

COMENTARIOS