Hay comidas que te hacen sentir inflamada en el primer bocado. Te contamos los que hay que evitar y cuáles te ayudan para no sentirte molesta.

 

El placer por la comida puede verse arruinado cuando al comer nos sentimos hinchadas o inflamadas. El temor a sufrir dolores hace que dejemos de lado ciertos ingredientes y estemos alertas de no consumirlos por error. Pero, conociendo cuáles son los que nos hacen mal y cuáles los que nos hacen bien, podemos mejorar nuestra calidad de vida.

“La hinchazón (distensión abdominal) es la consecuencia de al menos tres factores”, explica el Dr. Edgardo Ridner, médico especialista en Nutrición y presidente de la Asociación Profesionales de Salud y Alimentos (APSAL):

1. Predisposición individual
2. Contexto: ansiedad, preocupación, excitación, etc.
3. Desencadenante: llegada de alimentos al sistema digestivo.

Hay personas que son más susceptibles que otras a determinados alimentos, tanto que hasta sienten que el agua les hincha el estómago. Las molestias pueden ir desde un simple malestar hasta una fuerte irritación que provoca un rechazo a ciertas comidas o ingredientes que ya sabemos nos causan esos malos momentos.

El profesional aclara que aún “no hay evidencia contundente de cuáles son los alimentos que producen hinchazón, sino que depende de la predisposición de cada persona y los factores que pueden influir. En la práctica, lo más conveniente es que el paciente pruebe la eliminación de todo alimento sospechado, de a uno, observar la reacción individual y elaborar con esa base la propia lista”.

Te conviene evitar…

Aportantes de fibra insoluble (celulosa y lignina):
Verduras de hojas verdes crudas (repollo, lechuga)
Salvado de trigo
Legumbres

Estimulantes de la motilidad gastrointestinal (ayudan a las funciones de digestión, secreción y absorción de sustancias):
Cafeína
Alcohol
Picantes (pimienta, ají molido)

Retardadores de la progresión gastrointestinal (sustancias presentes en un alimento o en forma de medicamento que pueden aumentar el tiempo de vaciado del estómago):
Grasas en general

Los oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables que son carbohidratos de cadena corta y poli alcoholes que pueden ser mal absorbidos en el intestino delgado. Al llegar al intestino grueso (colon) pueden retener agua y producir los clásicos síntomas del intestino irritable, como dolor, distensión y diarrea. Los mono y disacáridos suelen ser llamados azúcares y están en vegetales, frutas y lácteos. Los oligosacáridos también están presentes en alimentos de origen vegetal y en cereales, y los polialcoholes además son usados en la elaboración de numerosos productos, sobre todo como sustitutos del azúcar.

Se estima que un 10% de la población mundial sufre del síndrome del intestino irritable y ya hay estudios científicos y empresas alimentarias que están analizando el desarrollo de alimentos, como salsas, aceites de oliva, harinas y bebidas, sin los carbohidratos fermentables que provocan las molestias.

Para ayudar a deshinchar

Teniendo en cuenta que siempre se debe consultar al médico y evaluar las causas particulares, podemos encontrar en la naturaleza alimentos que pueden hacernos sentir mejor cuando tenemos nuestro abdomen inflamado. Algunos son:

Semillas de lino
Contienen Omega 3 y, por lo tanto, aportan prostaglandinas, lípidos saludables que ayudan al organismo a regular la inflamación. Las semillas tienen que hidratarse en agua durante varias horas o toda la noche para que “se activen” y se pueden incluir en yogures o ensaladas.

Arándanos
Tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, contienen flavonoides y ayudan a controlar los radicales libres, lo que permite regular la hinchazón.

Cerezas
Su gran contenido de antioxidantes las hace uno de los alimentos con más propiedades antiinflamatorias que existen.

Té verde
Sus antioxidantes lo hacen muy favorable para calmar un abdomen hinchado.

Palta
Las grasas saludables que contiene la hacen recomendable para deshinchar el abdomen, al igual que el aceite de oliva, las almendras y los pistachos sin sal.
Copete:

COMENTARIOS