En el segundo encuentro de capacitación que ofreció Disco junto con Voces Vitales Argentina, las emprendedoras recibieron toda la información necesaria para repensar las oportunidades, posibilidades e instrumentos de gestión para potenciar sus emprendimientos.

 

El programa Mujeres Transformadoras sigue dando herramientas a las emprendedoras y, el pasado lunes 10 de julio, brindó en la sede de Martínez de Cencosud, en la provincia de Buenos Aires, una muy productiva charla sobre Armado de Proyecto. La ingeniera industrial Sandra Felsenstein, experta en potenciar negocios existentes y en guiar e impulsar nuevos emprendimientos, fue la encargada de esta capacitación.

“Lo primero para tener en cuenta es cuál es el valor agregado que queremos ofrecer, entender si realmente hay un mercado para ofrecer lo que estamos dispuestas a comercializar, conocer los gastos que vamos a tener asociados, la rentabilidad esperada y, finalmente, debemos organizarnos y planificar bien para llevar adelante los pasos necesarios que nos permitan convertir este ideal en un proyecto exitoso”, dijo Felsenstein y describió que las características principales para emprender son:

  • Pasión,
  • Perseverancia / tenacidad,
  • Curiosidad,
  • Creatividad,
  • Empatía,
  • Conocimientos,
  • Capacidad de escucha – observación – aprendizaje.

Sin dudas, rasgos inscriptos en el ADN de cada una de las participantes que escuchaban cada palabra con mucha atención e interés. Entre los principales datos que se llevaron, se encuentran: cómo planificar, cómo poner objetivos, cómo bajar una idea a algo puntual y tangible, cómo organizarse, entender la mente del que va a consumir nuestro producto o servicio y ver si lo que estamos ofreciendo está alineado a las necesidades del mercado.

En este sentido, Sandra Felsenstein detalló que al momento de establecer objetivos, estos deben:

  • Estar alineados con la estrategia,
  • Ser cuantificables,
  • Ser claros, precisos, comprensibles,
  • Ser alcanzables,
  • Ser desafiantes,
  • Tener un período de tiempo definido,
  • Ser explícitos,
  • Ser evaluables,
  • Ser observables,
  • Ser revisables,
  • Estar relacionado al área de acción – tareas específicas.

 

La mayor preocupación de las emprendedoras coincidió en cómo poder hacer crecer sus proyectos y hacerlos más rentables. Para ello ejercitaron cómo realizar un plan de negocios CANVAS, entre otras herramientas de gestión. Al finalizar, Marietta Vitale, creadora de Interior Planner,

empresa de servicios de capacitación y asesoramiento para aprender a ordenar y organizar los hogares, cuenta que esta capacitación le sirvió para “ver dónde están las fallas y qué necesito mirar para poder hacer de este negocio algo escalable”. Por su parte, Melina Tolos, dueña de Catering Dulce Lola que realiza talleres de cocina y concientización alimentaria para niños, afirma que “el encuentro de hoy me aportó mucho desde lo gráfico y el armado de proyecto. Fue muy productivo en cuanto a la planificación para poder poner las ideas y los objetivos bien en claro”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Es que, como dice la ingeniera Felsenstein, “los beneficios de planificar nuestro emprendimiento son totales, porque si no sabemos si estamos bien o mal con respecto a una planificación, se pierde tiempo, somos ineficientes, no sabemos si estamos cumpliendo los objetivos. Si bien uno entiende que el plan se cambia día a día por la realidad que nos toca vivir, tener un plan hace achicar estas brechas entre un ideal y la realidad”.

 

 

COMENTARIOS