Navidad, Año Nuevo, más las despedidas día por medio, diciembre conspira contra nuestra dieta. Conocé cómo podés hacer para comer de todo y desintoxicarte sin sufrimiento.

 

En este mes, nuestra agenda explota de reuniones sociales y en todas, por supuesto, siempre está la comida como principal invitada. Un brindis por acá, una cena por allá; con amigas, con los del trabajo, con las del colegio o las del gimnasio. Como si se acabara el mundo, vamos de evento en evento, saludando, probando cosas ricas y deseando lo mejor para el nuevo año, una y otra vez. Llegan las fiestas y, claro está, seguimos comiendo. Pero, ¿qué pasa cuando todo termina? Pensamos en lo que comimos, nos sentimos con diez kilos de más y la desesperación nos invade.

La previa, sana. Para que nada de esto nos ocurra y podamos disfrutar de todo lo rico que suele haber en estas fechas, es recomendable empezar a prepararse unos días antes haciendo un Plan Detox. ¿De qué se trata? “Es una Plan Alimentario cuyo objetivo es eliminar toxinas y líquidos del organismo, que generalmente se acumulan durante varios días de alto consumo de variados alimentos ricos en grasas, azúcares y bebidas alcohólicas”, explica la Dra. Norma Guezikaraian, vicedirectora de la carrera de Nutrición (modalidad a distancia) en la Universidad Barceló.

La nutricionista recomienda comenzar: “Unos días antes del inicio de las fiestas, para preparar al organismo, luego una vez en la semana post Navidad y, por último, en la semana siguiente a Año Nuevo”.

Qué comer. No desesperes porque la idea no es que pases hambre. La dieta debe ser muy rica en verduras y frutas ya que por su alto contenido en vitaminas, minerales, agua y fibra actúan en el organismo como reguladores. Los lácteos y derivados deben ser descremados y en baja cantidad. La Dra. Guezikaraian describe el Plan Detox para un día:

Desayuno: té verde o de manzanilla con edulcorante artificial.
Media mañana: un yogur diet.
Almuerzo: ensalada variada de hojas verdes y tomates con una porción de queso port salut diet. Gelatina diet.
Merienda: una fruta.
Cena: una porción de pollo o lomo a la plancha con tomate con limón y una cucharadita de aceite. Una fruta.
Líquidos: té verde, manzanilla, anís, boldo, saborizados, tibios o fríos.

“Este Plan Detox ayudará, por un lado, a evitar un brusco aumento de peso y, por otro, a encauzarnos en una alimentación saludable como veníamos teniendo”, dice la especialista y agrega: “Todo debe ir acompañado de caminatas o bicicleta para armonizar entre dieta y actividad física, como parte del plan”.

Para tener en cuenta y que las fiestas no sean un sufrimiento, debemos saber que no se trata de privarnos de comer lo que nos gusta, sino de saber regular las cantidades. El secreto está en no exagerar y servirnos porciones pequeñas.

COMENTARIOS